30.4.08

¿Pena de muerte?

Si existiera la pena de muerte, que muchos proponen, ¿qué hubiera sucedido?

James Lee Woodward, de 55 años, fue detenido en 1980 acusado de violar y estrangular a su novia de 21 años, cerca del río Trinity, en Dallas. En 1981 fue hallado culpable tras la declaración de dos testigos que lo complicaron en el hecho. Condenado a perpetua, Woodward siempre dijo ser inocente.Ahora, 27 años después, dos pruebas distintas de ADN permitieron que Woodward pudiera probar sus dichos. Woodard fue asistido por Innocence Project, una organización especializada en estudiar casos a través de pruebas de ADN, que ya demostró la inocencia de 18 personas condenadas desde su existencia.En mayo de 2007, el diario estadounidense The Washington Post, detallaba que hasta entonces, gracias a exámenes de ADN, 200 presos condenados en forma errónea habían sido absueltos. La Justicia de ese país debió revertir las sentencias tras probarse la inocencia de los acusados. El último caso había sido el de un hombre condenado por violación.El artículo detallaba como los exámenes comparativos genéticos de ADN habían servido desde 1989 y hasta 2007 a unos 200 presos acusados de distintos delitos en ese país y condenados erróneamente.El último de estos fue el de Jerry Miller, un convicto de raza negra sentenciado a 45 años de cárcel por una violación que se comprobó que no había cometido. Pero Miller, inocente, ya había pasado 25 años detrás de las rejas.

Fuente: Diario Clarín

No hay comentarios: